Mal humor

Mal humor, o dejas que te domine o lo desterras (al menos por hoy). Porque es como un virus que invade tu sistema, que te corta el aliento y anula cualquier intento de acción. Todo sale mal bajo su mandato, todo es confuso y desafinado. Ni siquiera una buena canción suena agradable a tus oídos. Hay hastío y desorden por todos lados. Es como un enemigo en tu propio cuerpo; alguien que toma todas las decisiones por vos y todas son incorrectamente desastrosas.

No hay tolerancia, no hay paciencia, el mundo pesa demasiado y el agujero en el que caes se hace más grande cada vez. Díganme si no tuvieron uno de esos días en que sería mejor desaparecer.

El problema es que desaparecer no suele ser una opción y hacerle la vida realmente un infierno a las personas que conviven con vos es algo demasiado repudiable.

A ver, respiremos, tomémonos 10 minutos para replantearnos las cosas. Un momento para entender el por qué de nuestro mal humor y hacer algo para resolverlo. Porque francamente 10 minutos son mucho mejor que pasar el día entero cruzado con el mundo.

Sea cual sea el motivo, la forma de encararlo es lo que hace la diferencia. Ponerte a ordenar, escuchar música fuerte o salir a correr. Sea lo que sea HACELO. No sólo te cambia el humor a vos, sino que además evitas decir y hacer cosas de las que probablemente después tengas que arrepentirte.

No malgastes el día en cosas que no producen nada bueno en vos. No los dejes vencerte.

S.

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s