Rumbos

El cambio nos sigue de cerca siempre, pero en ocasiones es tan poderoso, que podemos sentir su andar. Las cosas no son iguales y poco a poco tu cuerpo y tu mente se van acomodando a la nueva realidad que está por venir, incluso antes de que seas totalmente  consciente de eso.

Pocas veces el cambio se vuelve tan tangible, pero cuando lo hace, podemos ver la fuerza de la evolución. Quizás vivimos tan apresuradamente que nos resulta difícil detenernos un instante y percibir que el lugar en donde estamos parados no es el mismo que el de ayer. Pero es real. Y sucede continuamente.

Creo que poder darnos cuenta de esos cambios es maravilloso. Sentir el leve movimiento, el lento caminar hacia el lugar donde queremos ir. Cada pequeña acción cobra un significado totalmente distinto y se vuelve importante, revelador.

Tomamos el control de nuestro destino y poderosos enfrentamos cualquier obstáculo sabiendo que al final, todo valdrá la pena. Crecemos, aprendemos y tenemos los ojos bien abiertos para captar todas las cosas que están ahí para ayudarnos a progresar.

Anclarse en el hoy, para llegar al mañana. Esa es la clave.

 

S.

 

Imagen

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s