Melodía incompleta

¿Cómo se hace para pelear con tu ausencia? ¿Cómo le explico que el mundo no es el mismo si no estás? Me siento perdida, como si una parte de mí se hubiera ido con vos. Cuento los días que faltan para verte, sin siquiera saber la fecha exacta en la que vas a aparecer. Le hablo a tu silencio para no perder la costumbre de sentirte parte de mis días.

Si me vieras ahora te sentirías orgulloso. Pasé tiempos difíciles pero sobreviví. No dejé que las cosas me superaran. Di batalla. Fui valiente. Estoy aprendiendo a controlar mis miedos, para que sus fantasma no nublen mis decisiones. Me enamoré del amor y dejé de cerrarle la puerta a sus visitas. Creí encontrar un príncipe azul, pero al parecer leíamos cuentos distintos.

Debo confesar que conocí a alguien especial y por un segundo quise reemplazarte. Es que él estaba y vos no. Me hizo olvidar que te extrañaba tanto que me costaba respirar. Pero no quería convertirlo en tu sombra, así que lo dejé ser auténtico. Ahora es alguien importante, pero sin imitarte. Así que tranquilo, nadie va a ocupar el lugar que vos conquistaste en mi corazón.

A veces imagino qué estarás viviendo. ¿Qué es lo primero que pensás cuando te despertás? ¿Aún te acordás de la canción que escribimos? Te tengo presente en mis pensamientos y aprendí a enviarte bendiciones con ellos cada vez que cruzás por mi mente. Fue la manera que encontré para que todo doliera menos.

A la distancia seguí tratando de ser la mejor versión de mi misma, para que cuando nos volvamos a encontrar tengas más abrazos que retos para mi. Incluso hay ocasiones en que estoy a punto de hacer las cosas mal, de bajar los brazos, y tu voz en mi cabeza se repite como un eco que no me deja salirme del camino.

Se que me hubiera gustado no repetir la historia. Espero que sepas que tu falta de interés me duele. Que te veo de nuevo seguir tu vida y dejarme lejos. Te elegí mucho soles atrás y aunque ahora seamos distintos, sigo manteniendo mi elección. A pesar que estás construyendo un nuevo reino, con una nueva princesa, con una nueva vida, seguís siendo parte de mi mundo.

Quiero que sepas que sigo estando cerca para lo que necesites. Somos lo que siempre vamos a ser, porque hay cosas que jamás van a cambiar. Después de muchas despedidas aprendí a valorar los reencuentros. Y el tiempo no puede borrar nuestros pasos cuando aún seguimos caminando en la misma dirección.

Aún me importa el nombre que vayas a elegir, me preocupa tu felicidad, me interesan tus decisiones. Aún en la incertidumbre espero conocer a esa persona que te hizo volver a confiar. Me sigo preocupando por los cambios a los que te enfrentás. Sigo estando de tu lado y a tu lado.

Ya una vez dejé el tiempo pasar y te di el espacio para que jugaras al azar. Hoy te vuelvo a regalar la oportunidad de que no tengas que enfrentar al mundo en soledad. La vida a veces es cuesta arriba, pero no tenés que convertirte en un guerrero solitario. No crees muros a tu alrededor. Porque como ya te dije, la vida no espera a nadie, y lo que perdemos hoy no lo recuperamos jamás. Todavía estás a tiempo de estar completo.

 

S.

 

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s