Tristemente

 

Baby don’t come back this time. I don’t wanna have to say goodbye all over again.

 

Me creaste un mundo de ilusiones que ahora se desvanece en mis manos. Y paso del todo a la nada en un instante. Extraña en un sitio que era mío, respirando un aire que se siente diferente desde que estás ausente.

Voy fingiendo ser alguien que no soy, mientras te veo repetir la misma escena, pero con alguien más. Lo intento pero no entiendo cómo podés recrear algo tan nuestro. Y toda esa historia que inventaste cuando creías en un para siempre, hoy me empaña los ojos y se transforma en lágrimas.

No sé si fui una ilusa o malinterpreté tus palabras. Pero me siento atrapada en medio de arenas movedizas sin poder salir. Busco tu mano en la oscuridad pero no está donde solía estar. Es como si el sol no quisiera volver a salir. La tormenta no tiene fin.

¿Cómo es posible que de ser invencible me sienta ahora tan descartable? ¿Qué parte de mí escucha más tu silencio que a mi propio corazón? Soy un manojo de inseguridades vistiendo tu sweater para recordar tu olor, para sentir que tus brazos todavía están a mi alrededor.

Entré en este juego creyendo que eras la recompensa, pero lo convertiste en un campo de batalla. Tus miradas vacías son como cañonazos de fuego que me impiden levantarme. En el suelo se siente todo más real, tu llegada y tu partida, tu sonrisa y tu indiferencia.

Me pregunto si alguna vez voy a poder olvidar ese instante en que me miraste y mi mundo tembló. Si voy a poder sacar la sensación de tus manos en mi cintura, y la forma que tenías de detener el tiempo cuando estabas tan cerca que podía respirarte.

Me siento culpable por no ser suficiente, incluso sin saber qué es lo que estabas buscando. Juro que si lo hubiera sabido hubiera intentado ser la mejor versión. Pero cambiaste de página antes de darme la oportunidad. Ahora vuelvo al principio pero sin expectativas de un comienzo.

Ya no digas nada, no es necesario. No te preocupes, no voy a creer en cuentos de hadas nunca más.

Quizás sea mi orgullo, cansado de verme derrotada, el que tome la palabra. Pero en este momento no creo que pueda tolerar más dudas y aún si lo hiciera, no soy lo suficientemente fuerte como para enfrentar la posibilidad de volver a pasar por todo otra vez. Así que si vez que no hay respuesta ante la más mínima sugerencia, no te sorprendas, yo también puedo poner un punto final.

Nunca fui de las que dejan las historias sin cerrar. Así que no necesito que disfraces este final. Así como caí, te prometo que voy a volver a levantarme. Y cuando alguien pregunte por la cicatriz que dejaste, voy a contarle que amar demasiado también puede lastimar.

Por eso cuando te sientas sólo y quieras regresar, no intentes encontrar refugio en mi corazón. Incendiaste cualquier posibilidad, no hay lugar que puedas reclamar. Seguí hacia adelante, no mires atrás, porque yo estoy dejando que el viento del futuro me lleve hacia donde pueda volver a empezar.

Así que si en algún momento creés que hay espacio para una segunda oportunidad, recordá la forma en que desperdiciaste la primera.

 

S.

 

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s