No estás sola

Ahora todo parece oscuro y hostil, como si el sol hubiera dejado de brillar. El futuro es una pregunta amenazante que te persigue por las noches y se roba tus sueños. El mundo se volvió un lugar injusto en donde la hipocresía es reina y el dolor es rey.

Te veo de rodillas y una parte de mí agoniza con cada lágrima tuya. Son las elecciones que hiciste las que te trajeron hasta acá, y por más que quiera no puedo borrar tus pasos, porque a veces el pasado es el mejor maestro y los errores que más duelen son los que no volvemos a cometer. Se que no es la historia que vos querías contar, se que sos la protagonista de este día de sol que se transformó en lluvia, pero respirá profundo, sos más fuerte que esto.

Mis palabras pasan en silencio a tu lado, intentando despertarte con una caricia de tu pesadilla, y se chocan con el muro de tristeza que hay a tu alrededor. Te convertiste en una fortaleza infranqueable que deja todo afuera, lo malo y lo bueno. Aún así continúo construyendo puentes cargados de esperanzas, que te permitan creer que es posible volver a empezar.

Muerdo de ganas de ponerte de pie y adelantar el tiempo, para que la pena que te tiene cautiva desaparezca más rápido. Quiero mostrarte lo que sos, lo que valés, lo que te espera adelante y lo que pudiste dejar atrás. Pero mis caminos no son los tuyos, y tengo que dejarte encontrar tu propia paz.

Ahora sos como un barco de papel navegando a la deriva, vas huyendo de parajes tormentosos y piratas que amenazan con destruirlo todo. Perdiste el rumbo y dejaste que el viento te aleje de todo lo que te hace feliz. Pero quiero decirte que en el horizonte asoma un nuevo sol. No todo está perdido. Hoy la noche parece eterna pero cuando menos te des cuenta vas a estar bailando al amanecer.

No te rindas, no desistas, no dejes de intentarlo. No estás sola en esta batalla.

S.

Anuncios

A la espera

–> 

 

Say something I’m giving up on you
I’m sorry that I couldn’t get to you
Anywhere I would have followed you
Say something I’m giving up on you.

 

A la espera de tus palabras pasan las horas del reloj.  Sus agujas me torturan con cada movimiento. Quisiera detenerlas pero no se cómo. Quizás si encontrara la manera podría hacerlas regresar y que ellas te traigan conmigo. Pero están empeñadas en avanzar sin importar lo que dejan atrás.

Voy pisando tus huellas, tratando de que el tiempo no logre borrarte de aquí. Respiro tu aroma en cada habitación, tratando de que no se escape aún más. Siento que estoy inmóvil en un dolor infinito. Es como querer salir corriendo pero estar pegada al piso. Me digo que debo avanzar pero tengo miedo de moverme medio centímetro y que ya no puedas encontrarme.

Me aferro a  tu sonrisa como si pudiera dibujarla en el aire. La mantengo en mi mente para no darme por vencida. Te espero, un día, un mes, una vida. No importa cuánto, acá estoy todavía soñando tu llegada, queriendo que la distancia valga la pena en el reencuentro.

Perdón si no logro una forma mejor de decirte lo que siento. Nunca fui buena con las palabras. Perdón si no soy suficiente, si no logro entenderte, si mi orgullo alguna vez te dejó en silencio. No puedo seguir haciendo esto sola. Me hablo a mi misma intentando conversar con vos, pero en la oscuridad no se escuchan más que mis susurros.

Por favor da un paso adelante, donde pueda verte, donde no sienta que soy una extranjera en esta tierra. Puedo seguirte a donde quieras. No hay límites ni ataduras que puedan bloquear mi camino. Sólo necesito que digas algo, que me demuestres que te sigo importando y que nada va a ´poder cambiarnos.

Fui perdiendo los motivos para quedarme y aún estoy pendiendo de un hilo, de una promesa que pronunciaste cuando creías que el futuro era eterno. Me siento tan pequeña, como si el mundo creciera a niveles gigantescos y yo no pudiera alcanzarlo. Soy la profundidad del vacío que hay en mi interior porque no estás.

No dejes que me marche en silencio. No permitas que este sea el final del cuento. Volvé a colocar las cosas en su lugar. Dame la mano y enseñame a empezar de nuevo. Haceme creer que los finales felices existen, incluso cuando estamos lejos del final.

No quiero darme por vencida.

 

S.

 

Imagen

A tu lado después de la tormenta

No te derrumbes, no te dejes caer. Tómame de la mano y déjame guiarte hacia vos. No te perdiste, no desapareciste. La tormenta terminó y al fin asoma de nuevo el sol. Ponte de pie, reagrupa las fuerzas que se dispersaron en la batalla, porque el dolor sólo desaparece cuando vuelves a intentarlo.

No tomes lo pasado como una condena, porque vas a arrastrarla como tu sombra. Suelta todo lo que pueda hundirte y guarda las experiencias que puedan servirte. No te preocupes por las marcas que deja la tristeza, ellas se transforman en lecciones que nos ayudan a vivir mejor.

Hoy tienes una oportunidad, no dejes que la pesadilla se vuelva eternidad. Respira profundo el aire de la mañana, que trae consigo todo lo que puede ser y aún no fue. La brisa se lleva el ayer y trae un nuevo comienzo. El fin de una era anuncia que todavía hay camino por recorrer.

Y por si aún tienes miedo de avanzar, quiero decirte que voy a estar a tu lado. Voy a estar visible o invisible para que puedas continuar. Quiero ser tu refugio en casos de tempestad y la palabra que te rescate de la soledad. Puedo ser silencio, risas o verdad. Puedo ser lo que sea que necesites, mientras me prometas que vas a ir hacia adelante y jamás te detendrás.

S.

You’re a piece of me. I’m a piece of you. We’ll never give up.

Imagen